Archivo de la etiqueta: ecología

Consejos de La Llama Casablanca

Tenemos una simpática amiga que nos trae los mejores consejos para cuidar el ambiente, la Naturaleza nos habla de diferentes maneras y como en ocasiones somos reacios a escucharla como es debido, busca diferentes actores para elevar su voz.

La Llama CasablancaEn La Granja tenemos como principal vocera de la Naturaleza a la Llama Casablanca que nos trae interesantes tips y recomendaciones para que con pequeñas acciones modifiquemos grandes males como el calentamiento global y la disminución de la biodiversidad.

Escuchemos muy atentos porque siempre es interesante lo que la Naturaleza nos comparte:

Reducir: nuestro consumo desmedido de productos en general, de energía de agua y sobre todo de materiales inorgánicos.

Reutilizar: los más variados elementos, desde envases de plástico y vidrio hasta ropa y muebles. Todo puede tener una segunda oportunidad para tener utilidad y no ser desechado, sin más.

Reciclar: es fundamental un compromiso serio en la separación correcta de los residuos para fomentar su acopio y conveniente reciclado.

Próximamente, más consejos de la Llama Casablanca, no se los pierdan!!!

 

 

Anuncios

Celebremos a San Francisco de Asis, patrono de la ecología

Hoy, 4 de octubre, es un día muy especial para celebrar el milagro de la vida y el enorme regalo que la naturaleza nos brinda día a día. Hoy es el día de SAN FRANCISCO DE ASÍS, Patrono de la Ecología, quien pondera el valor de la creación en todas sus formas.

San Francisco de Asis se distinguió por su devoción a la naturaleza como “magnífico don hecho por Dios a la humanidad”. El papa Francisco, que eligió el nombre del Santo inspirado en su vocación por los más humildes, la paz y el amor por la naturaleza nos presenta su encíclica “Laudato Si, Para el cuidado de la casa común”. Un llamamiento urgente a un nuevo diálogo sobre el modo en que se está construyendo el futuro del planeta.

San Francisco de Asis y su radicalidad de vida fue atrayendo a algunos que querian ser sus discípulos. Es así que en 1210 Francisco redactó una breve regla y junto a sus amigos se fue a Roma, donde obtienen la aprobación. El Santo hizo de la pobreza el fundamento de su orden y el amor a la pobreza se manifestaba en la manera de vestirse, los utensilios que empelaban y los actos. A pesar de todo, siempre se les veía alegres y contentos.

Su humildad no era un desprecio sentimental de sí mismo, sino en la convicción de que “ante los ojos de Dios el hombre vale por lo que es y no más”.

 

La primavera está aquí!!!

Compartimos con ustedes una hermosa reflexión de nuestro amigo Antonio Braislovski

Queridos amigos, volvemos a señalar que vivimos en una sociedad que olvida los ritmos de la naturaleza y que presiona a la gente para que prefiera el sitio privado de un centro comercial antes que el espacio público de un parque. La nuestra es la única cultura en la historia humana en la que el desconocimiento de la naturaleza juega un importante rol económico y político.

Esto nos es espontáneo ni ingenuo. Entre nosotros, existen importantes grupos de interés que lucran con la destrucción del medio natural al que pertenecemos y que nos sostiene. Pueden seguir haciéndolo porque hay demasiada gente que ha olvidado esa pertenencia y cree que la naturaleza es algo lejano y no el agua que bebe y el aire que respira.

Por eso nuestra insistencia en compartir la percepción de los ritmos de la naturaleza, compartamos un poco de literatura:

Manuel Gálvez: “Nacha Regules”
¡Septiembre! ¡Primavera! Buenos Aires con sus calles arboladas, sus parques, sus plazas; los largos paseos que forman al río encantadora vereda, florecía mágicamente, se manchaba de verde, de todos los matices del verde. Se dijera que la mano del Infinito retocaba el gigantesco cuadro un poco descolorido que le entregara el invierno, exacerbando el esmeralda de los parques ingleses; agotando, en las copas de los paraísos y en el musgo, el amarillo de Nápoles; arrancando violentamente de las frondas el manto suave y aterciopelado hecho de azules, de tierra, de Siena y de tintas neutras, para vestirlas con un áureo traje que el amarillo aurora y el sepia y el cobalto hacían claro y vibrante; vaciando en los grandes parques todo el óxido de cromo de su paleta cósmica; rejuveneciendo a los sauces, en un genial abuso de ese pigmento que nos trae el recuerdo de fantásticos reinos tropicales; y haciendo estremecer los mediodías en ensueños de oro. ¡Oh primavera de Buenos Aires, llena de gracia y de armonía, sin los embadurnamientos de las tierras cálidas, sin el cromatismo espeso de los países del sol, sin la pesadez de las co­marcas donde la naturaleza adormece las energías humanas! ¡Oh primavera de Buenos Aires! El oro llueve del cielo con musical ritmo y parece también surgir de los árboles y las plantas y las hierbas: envuelve los edificios; exalta de vigor y de luz los rostros humanos y enciende los ojos de las mujeres, en ansias de amar. ¡Oh primavera de Buenos Aires!

 

Día Mundial del Ambiente

Cada 5 de junio desde 1972 desde la Organización de Naciones Unidas se conmemora el día del ambiente, con el firme objetivo de concientizar a la mayor cantidad de personas en el cuidado de nuestro planeta.

Este año la sede de las principales celebraciones y acciones será Rwanda, bajo el lema: “Muchas especies. Un planeta. Un futuro”.

En las diferentes localidades de nuestro país se realizan encuentros, charlas y jornadas. Capilla del Monte no es la excepción este sabado nos encontraremos todos en la plaza San Martín para festejar y concientizar a los presentes sobre el cuidado de nuestros recursos naturales, es a partir de las 14:30 horas, no faltes.