Archivo de la etiqueta: wwoofers

Voluntariado de Lisa, Betty y Jeremy en Casablanca

Tuvimos la gran oportunidad de compartir junto a Lisa, su primera  experiencia como voluntaria wwoof en nuestro país. Esta joven francesa oriunda de Saint clair du rhône es muy dulce en su trato y muy amable. Fue muy lindo el intercambio compartido, también con Jeremy y Bety, que nos visitan desde Poisy y Annecy le vieux.

En base a lo que nos han contado podemos asegurar que disfrutaron de su estadía en Casablanca, la granja de Capilla del Monte.

Lo que nos parece muy interesante de destacar es que la relación con los compañeros de trabajo fue muy buena para los tres, ya que según su propia percepción: son personas “muy agradables para trabajar con cada uno de ellos.”

Con respecto a las horas de trabajo Lisa, Betty y Jeremy nos comentaron que se ajustaban perfectamente a sus planes porque es agradable tener las tardes libres para conocer los atractivos del lugar y relacionarse con otras personas.

Al pedirles un resumen de su experiencia Lisa compartió, a modo de reflexión las siguientes líneas:

“Creo que no hay nada que mejorar en este woofing, ya que tiene sus propias características, que le son propias, y que por fortuna coincidieron con lo que estaba buscando.

Me encantó trabajar con animales. También me gustó la autonomía que tenía en mi trabajo, fue una relación muy interesante, quizás más remota que en algunos otros woofing, pero también esto permite una mayor libertad.

Las comidas que pasamos juntos eran muy agradables, y fue interesante para compartir con ustedes. Recomendaría el lugar a otros wwoofers. Yo pasé un buen momento en su granja, el trabajo me enseñó muchas cosas diferentes y aprecié a cada una de las personas que trabajan allí. Realmente disfruté mi visita a su granja. ustedes son personas interesantes y amigables. el lugar es también un activo importante de este woofing, su granja tiene muchos lugares muy agradables para disfrutar de la naturaleza”.

Lisa continua su viaje hacia el norte de nuestro país y con firmes intenciones de conocer Bolivia y, quizás, Perú. Desde Casablanca todos te deseamos un gran viaje y que vivas experiencias preciosas en cada lugar que conozcas.

Jeremy y Betty, en cambio, se despidieron de nosotros para viajar a Mendoza, luego a la Patagonia argentina, para comenzar a subir hacia el norte del país y del continente, Su intención es llegar a conocer Cuba. Desde aquí esperamos que vivan momentos únicos y que descubran todas las bellezas que puedan en este viaje.

 

 

 

 

Camille y Marine su primera experiencia wwoof

Las últimas dos semanas contamos con la colaboración de Camille y Marine, dos wwoofers de “estreno” Casablanca fue la primera granja que visitaron dentro del programa de voluntariado y esperamos haberlas motivado para continuar en este camino.

Creemos haber sembrado una buena semilla, ya que al preguntarles que fue lo que más les gustó de la experiencia nos contaron que fue: “pasar tiempo con Hugo en la huerta para aprender cómo ocuparnos de las plantas”, además de compartir tiempo con la familia.

Al saber que esta era su primera experiencia wwoof optamos por realizar una presentación sobre huerta orgánica, principales características e información básica para que a partir de allí continúen formándose. Para ello nos basamos en el manual del INTA del programa PRO-HUERTA y en la presentación del Calendario Biodinámico, entre otros conceptos.

Esperamos que sigan aprendiendo y disfrutando de la vida en otras granjas, sabemos que su predisposición a aprender estuvo ayudada también por todo lo que Hugo y Juan Pablo les enseñaron, ya que en sus propias palabras fueron: “muy adorables, pacientes y benevolentes”. Aunque el idioma en ocasiones puede ser una barrera lo importante es poner voluntad para atravesarla.

Deseamos que en su camino por las granjas orgánicas de nuestro país descubran lo mejor de Argentina: su gente, la cultura y hermosos paisajes.

De bicis, viajes y otros amores…

Alex y Pauline llegaron el  15 de julio para sumarse a la vida en La Granja, desde ese momento compartieron con nosotros el trabajo, la risa, los nacimientos, el conocimiento y la vida sin ninguna restricción.

Queremos compartir en esta oportunidad una historia de voluntarios que también es una historia de bici-turismo y amor. Alex y Popo, apodo cariñoso de Pauline, están juntos desde hace 6 años y desde que se conocieron han compartido su pasión por viajar, primero viajaron de mochileros por Francia, parte de Europa y Asia y luego de planearlo durante 1 año se decidieron a venir a conocer nuestro país en bicicleta.

Para ponerse en práctica realizaron pequeños viajes por Francia y el pasado 25 de junio arribaron a nuestro país para conocer sobre dos ruedas las bellezas que tenemos para ofrecer. Luego de recorrer y conocer Buenos Aires por 10 días, subieron en un viaje de 15 días hasta Capilla del Monte.

Al preguntarles sobre lo que los motiva hacia el bici-turismo nos explican: “es la mejor manera de encontrar y conocer gente, al vernos en bici las personas quieren saber más de nosotros y del viaje. Nos abren la puerta de sus casas y comparten la comida. Sobre todo aquí en Argentina las personas son muy solidarias, les gusta compartir porque es parte de su cultura, por ejemplo cuando toman mate es uno para todos, el compartir es cultural.”

De los 15 días que estuvieron de viaje sólo dos tuvieron que utilizar un servicio de camping, el resto de las noches durmieron en clubes, sedes de bomberos, casas de familia. Aquí, en Casablanca, nos cuentan que han estado muy a gusto y que han aprendido mucho sobre huerta, asegurándonos que tendrán la propia al llegar a Francia.

Esperamos que este viaje sea todo lo grandioso que ustedes se merecen, les deseamos mucha suerte y seguiremos sus noticias por la web. Para el que desee hacer lo mismo aquí le compartimos el enlace: https://www.myatlas.com/AlexAndPopo/roue-libre

Alex y Pauline, dos voluntarios maravillosos

A través del programa wwoof hemos tenido la oportunidad de conocer grandes personas y esta experiencia particular no es la excepción.

Pauline y Alex son dos franceses que nos visitan desde hace una semana y que se han sumado a la vida en la granja con una gran predisposición, energía y buena onda.

La primera semana de estadía para nuestros voluntarios fue un poco dificil, ya que se registraron temperaturas bajo cero y las heladas casi destruyen todo a su paso. Hoy ambos entregan su dedicado trabajo al cuidado de los animales y a llevar adelante la reinauguración de la huerta.

Dos wwoofers en Casablanca

Tuvimos la fortuna de conocer a dos grandes personas: Iohanna, argentina, y Jeffrey, belga; ambos fueron voluntarios en nuestra granja y colaboraron con nuestro proyecto con gran compromiso y dedicación.

Io JeffreyLa principal características de estos dos grandes voluntarios y que valoramos muchísimo es que tienen siempre una sonrisa en sus caras, una palabra dulce y una actitud de compañerismo que contagia. Fue muy lindo compartir el trabajo diario con personas tan agradables y simpáticas. Io, querida cordobesa, gracias por tu constante empeño por aprender y tu sonrisa sincera a toda hora. Jeff que desde Belgica trajiste toda tu buena onda,  gracias por el compromiso y tus espontáneos chistes.

Queremos desde aquí agradecerles por ser excelentes trabajadores, nos hubiese encantado poder compartir más tiempo con ustedes para conocerlos más y compartir experiencias. Siempre tendrán las puertas abiertas para regresar a Casablanca.

Io jeffrey2

Nuestra wwoofer: Pauline

SAM_8222Hemos conocido y trabajado junto a Pauline, nuestra última wwoofer, por dos semanas y eso nos ha permitido compartir momentos muy bonitos junto a una gran chica y excelente trabajadora. Pudimos compartir comidas, trabajo y muy buenas charlas, sobre todo las relacionadas con su proyecto personal en La Granja, esta es una instancia que proponemos a los voluntarios para que realicen en el lugar alguna iniciativa particular.

El proyecto de Pauline, aunque no tenía mucho tiempo de estadía en la granja se centró en invitar a nuestros visitantes a realizar sus propias huertas y quedo plasmado en la cartelera en una fotografía que compartimos en ese artículo.

Cuando le preguntamos qué fue lo que más le gusto de su visita nos comenta: “El contacto con los pollitos bebes que después de dos semanas pude sentir que me reconocían cuando los alimentaba”. Además destacó como muy interesante el espacio del proyecto personal como una forma de involucrarse con la vida del lugar desde el sentir propio y la posibilidad de juntarse con la familia anfitriona y compartir con Juan Carlos y Sandra

SAM_8381Si bien en la granja no tenemos actualmente proyectos de permacultura, que era uno de sus mayores intereses, sabemos que su experiencia en Casablanca ha sido muy grata, aunque reconocemos sus habidas ganas de conocer cosas nuevas.

Pudimos ver como trabajó en la huerta y se relacionó muy bien con sus compañeros de trabajo y las diferentes tareas, las condiciones del voluntariado las valora como muy apropiadas y por ello nos recomendaría con otros wwoofers como un lugar para conocer.

¡Gracias Pauline por los momentos vividos juntos y te deseamos un excelente viaje!