Archivo de la etiqueta: Voluntariado

Yuri: el nuevo voluntario de Casablanca

Este joven brasilero de amplia sonrisa, Yuri, nos acompaña desde el 5 de julio en todas las tareas de la granja. Con mucha simpatía y ganas de aprender hemos compartido actividades y bellos momentos.

Así como en la imagen, Yuri despierta cada día con una gran sonrisa y está siempre dispuesto a colaborar en lo que sea necesario. Además, por sus estudios en ingeniería forestal hemos podido intercambiar diferentes nociones de cultivos y manejo de la tierra.

De Capilla del Monte ha disfrutado mucho sus paisajes y diferentes paseos, como por ejemplo la experiencia de subir el cerro Uritorco y pernoctar allí. Además, por su bella personalidad, ha podido relacionarse con turistas que visitaban Casablanca y lo han invitado a pasear en Buenos Aires.

Podemos afirmar que hemos conocido a una hermosa persona, muy agradable en su trato diario y que no puede ocultar un gran corazón. Te deseamos lo mejor y esperamos que nuestros caminos vuelvan a unirse.

Anuncios

Día Mundial de La Cruz Roja

Hoy deseamos sumarnos al homenaje que cada 8 de mayo se realiza en reconocimiento del gran trabajo humanitario que La Cruz Roja realiza alrededor del mundo, a través de su denominación ya sea Cruz Roja Internacional o Media Luna Roja.

Se celebra cada 8 de mayo porque es la fecha de nacimiento en 1828 de su fundador Jean Henri Dunant, este suizo tuvo la idea de crear un movimiento de ayuda humanitaria luego de ser testigo de las agonías y sufrimientos que experimentaban los militares en la batalla de Solferino cuando se enfrentaron franceses y austriacos.

Los principios esenciales de la Cruz Roja

Humanidad: El Movimiento, al que ha dado nacimiento la intención de prestar auxilio, sin discriminación, a todos los heridos en los campos de batalla tiende a proteger la vida y la salud, así como a hacer respetar a la persona humana. Buscando el entendimiento, la amistad, la cooperación y una paz duradera entre todos los pueblos.

Imparcialidad: La atención no hace ninguna distinción de nacionalidad, raza, religión, condición social, ni credo político.

Neutralidad: Para conservar la confianza de todos, se abstiene de tomar parte de las hostilidades en las controversias de orden político, racial, religioso e ideológico.

Independencia: Todo el Movimiento es independiente. Auxiliares de los poderes públicos en sus actividades humanitarias y sometidas a las leyes que rigen los países respectivos, las Sociedades Nacionales deben, sin embargo, conservar una autonomía que les permita actuar siempre de acuerdo con los principios del Movimiento.

Voluntariado: Es un movimiento de socorro voluntario y de carácter desinteresado.

Unidad: En cada país sólo puede existir una Sociedad de la Cruz Roja o de la Media Luna Roja, que debe ser accesible a todos y extender su acción humanitaria a la totalidad del territorio.

Universalidad: El Movimiento Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja, en cuyo seno todas las Sociedades tienen los mismos derechos y el deber de ayudarse mutuamente, es universal.

Desde Casablanca, La Granja de Capilla del Monte felicitamos en su día a todos los voluntarios que forman parte de este movimiento.

Voluntarios en Casablanca!!!

Desde fines de diciembre nos acompañaron Laurine y Brice dos Jóvenes franceses de Lyon. Hicieron juntos su escuela secundaria y cuando la terminaron decidieron empezar esta aventura

Desarrollaron en la granja todo tipo de actividades con animales, en la huerta y tareas de mantenimiento, siempre dispuestos a trabajar y a aprender. Califican su experiencia en la granja como muy buena. Habían tenido un antecedente de voluntariado en una pequeña granja en Hughes.

El trabajo planteado les pareció muy apropiado, ya que pudieron descubrir la ciudad de Capilla del Monte y sus paseos.

 

 

 

La relación con sus compañeros les resultó amable siempre y les gustó mucho trabajar con animales, cuidar la huerta teniendo en cuenta el calendario lunar y aprender sobre lenguaje de señas. Tanto Brice como Laurine disfrutaron de todo lo realizado y en particular el día que tuvieron que vacunar a los animales.

La familia Perea les resultó muy buena y valoraron mucho el poder pasar con ellos la fiesta de Navidad y Año Nuevo compartiendo, de esa manera, nuestra cultura y por eso nos sentimos muy felices. Ambos recomendarían a otros llevar adelante esta experiencia de voluntariado en Casablanca, ya que se aprende mucho.

“Nos vamos encantados por la acogida, por las buenas comidas, por el alojamiento y además con mucha emoción y agradecidos”, nos cuentan. También esta experiencia les permitió conocer nuevos amigos con los cuales pasaron buenos momentos.

“Ustedes son un equipo maravilloso lleno de buenas cosas y proyectos, nos vamos muy felices y los esperamos en Francia. Love Casablanca for ever”.

Hoy recorren Iguazú y en pocos días realizarán otra experiencia de wwoof en una granja en Paraguay. Les deseamos mucha suerte, también los recordaremos con cariño y esperamos volver a verlos.

Camille y Marine su primera experiencia wwoof

Las últimas dos semanas contamos con la colaboración de Camille y Marine, dos wwoofers de “estreno” Casablanca fue la primera granja que visitaron dentro del programa de voluntariado y esperamos haberlas motivado para continuar en este camino.

Creemos haber sembrado una buena semilla, ya que al preguntarles que fue lo que más les gustó de la experiencia nos contaron que fue: “pasar tiempo con Hugo en la huerta para aprender cómo ocuparnos de las plantas”, además de compartir tiempo con la familia.

Al saber que esta era su primera experiencia wwoof optamos por realizar una presentación sobre huerta orgánica, principales características e información básica para que a partir de allí continúen formándose. Para ello nos basamos en el manual del INTA del programa PRO-HUERTA y en la presentación del Calendario Biodinámico, entre otros conceptos.

Esperamos que sigan aprendiendo y disfrutando de la vida en otras granjas, sabemos que su predisposición a aprender estuvo ayudada también por todo lo que Hugo y Juan Pablo les enseñaron, ya que en sus propias palabras fueron: “muy adorables, pacientes y benevolentes”. Aunque el idioma en ocasiones puede ser una barrera lo importante es poner voluntad para atravesarla.

Deseamos que en su camino por las granjas orgánicas de nuestro país descubran lo mejor de Argentina: su gente, la cultura y hermosos paisajes.

“La Granja es perfecta para mí”

Por aproximadamente 20 días hemos compartido el trabajo y nuestra vida con Demian, un francés muy simpático y trabajador. Oriundo del norte de Francia de un pequeño pueblo rural llamado Pont Sur Madon, Damien pudo adaptarse a la vida en Granja Casablanca sin problema y mostrando una gran predisposición a conocer siempre más sobre nuestra cultura y nuestras formas de laboreo.

Damien, voluntariado en La Granja

Nos cuenta que le agrado mucho la experiencia y que a pesar de no manejar mucho el español pudo forjar una muy buena relación con todos nosotros anfitriones y compañeros de trabajo. Nos gusta mucho saber que piensa continuar aprendiendo sobre huerta orgánica y que piensa realizar una propia cuando llegue a su hogar.

En sus propias palabras la estadía en Casablanca podría resumirse así: “La Granja me ofreció todo lo que estaba buscando, después de tres meses de viaje estaba buscando un lugar próximo a un pequeño pueblo para trabajar, pero también para descansar y recargar energías. La Granja es perfecta para mí. Me gustó mucho trabajar con Hugo y Juan Pablo y soy muy feliz de haber tenido la oportunidad de ver la vida en la granja”.

Wwoofers en Casablanca

wwoofersNuevamente podemos contarles que hemos compartido una exitosa experiencia con nuevos voluntarios en nuestra Granja. Ellos son Jana, que nos visitó desde Alemania y Abel oriundo de la ciudad de La Plata.

Compartieron nuestra vida y nuestro trabajo desde el 2 de enero, es decir que con ellos comenzamos a transitar este 2017. Nos dejaron un bello recuerdo de dos personas muy trabajadoras y simpáticas, llenas de inquietudes y ganas de aprender.

Esperamos haber contribuido con nuevos aprendizajes, sobre todo en el tema de siembra: las semillas que hoy vamos viendo crecer son algunas de las que Jana y Abel sembraron tanto cariño. Continúen este viaje creciendo y descubriendo experiencias enriquecedoras.